miércoles, 21 de octubre de 2009

Áurea López Quiles

-Alicante, España-

Líneas

Es tan frágil la línea entre la paz y la guerra,
entre el amor y el odio,
entre tú y yo.
¿O no es guerra acaso la que libramos
una mañana furiosa
o resentida una noche?
Se nos escapa el amor,
uno tras otro,
en los suspiros,
mezclado de un sudor que duele cada día que pasa
y se nos va la paz y la vida con cada hora que vuela,
con cada paloma blanca asesinada
por un misil cualquiera
en una tierra extraña o en la nuestra.


Tu beso

Los versos que suenan con abrazos
en estrofas se ven entrelazados
en labor de suspiros y requiebros
en susurros atentos
desperezan al sueño.

Con el atrevimiento de las manos
en el fragor las líneas amorosas
como un eco repite mi memoria
los versos de tu recuerdo el eco
y es todo sólo por tu beso.


Creciente

Con forma de D es creciente.
Decreciente cuando parece una C.
Dices que es justo al revés,
como nombrarse debe
a las fases del satélite.

Oía estas palabras tuyas
mientras miraba la luna,
hasta que no la vi más
ayer que hablaba contigo.
Parecía un fuego fatuo
que se apagó de una vez
en una línea muy breve.

Y justo cuando creía
que se apagaría por siempre
la luz de esa llama tenue,
recuerdo que es la creciente
y que nos vemos después.


Posesivos

mía y tuya,
tuyo y mío,
nuestros nosotros,
vuestros vosotros y vosotras
y también nuestras,
suyos, suyas, de ellos
y a veces de ellas,
y otras mío o de ti


*************************************************************
El que teme sufrir ya sufre el temor.
Proverbio chino

*************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner