domingo, 5 de julio de 2009

Silvia Long-Ohni

-Buenos Aires, Argentina-

En la rada

Dos ojos quiero anclar en la tristeza,
ojos sin lluvia detrás de mi silencio,
pájaros escapados de las celdas
del mundo invertebrado
del mundo inane, áspides y vidrios,
púas, dagas, cuchillos y escalpelos.

Que naveguen los ojos y en el puerto seguro
de la gran soledad tiendan la amarra
poblados de memorias neblinosas
casi olvido que empaña cicatrices, heridas.

Refugio a palo seco allá en la rada.


Toda luz se ha perdido

Se ha perdido la luz.
El último rescoldo gime apenas
frío entre las cenizas,
leve como el recuerdo
cuando es la cicatriz parte del rostro
la mueca del pasado
que en el fondo del pozo
nada agrega o sustenta
salvo la vieja historia de aquel jardín marchito,
las velas apagadas tras una despedida.

Se ha perdido la luz como se pierden
las almas en los bosques, la nostalgia,
aquella voz escasa del otoño,
lo que pudo haber sido,
lo que ha muerto
tras un cincel de tiempo sin destreza.

Sólo queda el osario de antiguos restos negros,
las mandíbulas yertas incapaces del beso,
el ombligo del hombre reducido a la tierra,
la luz desbarrancada, pura sombra
por no avivar la llama del festín de la vida.


Del amor presente

Descubrir
tu voz de enredadera
anudarse a mis ojos
vueltos hacia la noche
y el rastro de tu boca,
sombra que se detiene en el misterio
de mi cuerpo desnudo.
Descubrir que te amo
después de haberte amado.

………Do amor presente

………Descobrir
………tua voz de trepadeira
………enlear-se nos meus olhos
………virados para a noite
………e o rasto de tua boca,
………sombra que se detém no mistério
………do meu corpo nu.
………Descobrir que te amo
………depois de te haver amado.

………………………Traducción: María Toscano


Poemas tomados de AERA Revista de poesía

*************************************************************
Los hombres son como los vinos: la edad agria los malos y mejora los buenos.
Marco Tulio Cicerón

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Hola Silvia, he leído algunas cosas tuyas pero no demasiado y me encantó encontrarte en Con voz propia. Excelente material.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué tal Silvia?
    Contenta de reencontrarme con tu voz. No sé si te acordás de mí. Hace varios años nos encontramos en baires, (vivo en Lincoln)con C. Roldán, G. Tisoco y otra gente linda.
    Besos
    Bertha

    ResponderEliminar
  3. Queridas Liliana y Bertha: muchas gracias por sus comentarios.
    Bertha: no sé si Silvia leerá tus palabras aquí...
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner