lunes, 27 de abril de 2009

Julio Hernández

-Ituzaingó, provincia de Buenos Aires (Argentina)-

Espera

Un café. El último café. ¿Será el último?
Quizá… No, que quizás. Vamos, con fe, con confianza. Seguro va a venir. Caminando despacito, como siempre, con una gran sonrisa. Se va a sentar y al mirarme, va a contestar a mi eterna pregunta, con un Chiquito… como siempre me dice, y a continuación las palabras que yo tanto espero; para después entregarme todo, tal como lo he soñado, casi a escondidas, con ese permanente temor, con tímido desenfado, observando como gozo el momento.
Qué estúpido, ya estoy navegando como si fuera Internet. En realidad es el último café, otra cosa es fantasía, un estado de deseo con pocas posibilidades de concreción.
Jamás me dijo las palabras que yo espero, ni me dio, a pesar de mi insistencia, lo que deseo.
¿Por qué va a ser distinto ahora?
¡Qué negativo! ¿Por qué no? Es mujer y caprichosa, que sé yo, en una de esas… Ella sabe cuanto ansío tenerla a mi lado, que me abrace y me mime. Sabe que yo sería su esclavo, buscaría cosas superiores, que si me respalda sería un triunfador, y con la seguridad que me daría me jugaría con todo…
Pero ya lo veo, es el último café…
Ahí entra, con qué seriedad viene caminando. Me pasa por esperarla, lo peor, sabiendo que es en vano.
Llega a mi lado, me mira y sin sentarse, con voz aguarrentosa y desafinada dice:
-La suerte te sigue esquivando Chiquito, le jugaste al borracho y salió La Niña Bonita, que vas a hacer, la suerte es una mina caprichosa.
Ahora sé que es el último café…
-Gallego, ¿lo anotás? Mañana te lo pago.


*************************************************************
Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda.
Martin Luther King

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Por fin te animaste a que los demás disfruten de lo que hacés.
    Emilio

    ResponderEliminar
  2. Por fin te animaste a que los demás disfruten de lo que hacés.
    EMILIO

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu apoyo hacia Julio, querido Emilio.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner