lunes, 27 de abril de 2009

Javier Cabrera

-Islas Canarias (España)-

Miedo, de nuevo el miedo: todo el miedo

I. Animal exhausto el miedo va


¿De dónde llegas miedo que da lástima
el rictus que traes de tanto miedo?
Del espanto vuelvo y entender intento
por qué el hombre en sí tanta insidia amasa.

Vengo del esperpento y me rebasa
por qué el hombre destroza todo aquello
que le es ajeno o no cuadra en su cieno.
Del caos que causa en todo cuanto abrasa.

¿Y a dónde vuelves miedo que da miedo
lo abatido que partes?
A lo ignoto
corro, a engendrarme en ser tan pavoroso

que cause en el hombre el mayor tormento.
Lejos de él y la miseria que instiga
ansío ser. Donde la luz mitiga

su presencia. Ser donde no den miedo
las razones del hombre por causar
la aflicción donde su mirada fija.

¿Queda acaso lugar no descubierto,
frontera última, donde se logre estar
a salvo del miedo que el hombre anima?


II. El miedo llega animal…

Regresa el miedo de nuevo a mi cita
y las tardes languidecen exhaustas:
abatidas por patios y solanas
bajo el peso lerdo de su ‘sorimba’.

Herido animal de luz amarilla
se asoma a la noche desvencijada
y tras las cortinas deja espaciadas,
por los rincones, noticias furtivas

de antiguos miedos en todas mis dudas.
De nuevo tú, miedo: cómo arrasabas
convocando en ti la imagen abrupta

que agita en tu mal recuerdo la casa.
¿A qué regresas? ¿Por qué esta burla
si tú sólo abrumas nuestra morada?

Te tiento a solas, temeroso indago
la revelación de tu regazo: abro
la estancia y con medrosa voz te llamo.


*************************************************************
Lo que hace falta es someter a las circunstancias, no someterse a ellas.
Quinto Horacio Flaco

*************************************************************

3 comentarios:

  1. Javier qué bueno leerte, un abrazo gus...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar, querido Gus
    Un abrazo fuerte
    Analía

    ResponderEliminar
  3. Bravo, you were visited with simply excellent idea

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner