lunes, 27 de abril de 2009

Andrés Bohoslavsky

-Desde algún lugar del mar-

Milena

..............a Milena y sus ojos

Cuando cruzo la puerta
del infierno
pienso en los ojos silenciosos
de Milena

y en su dulce abrazo
que retiene mi cuerpo frágil
devorado por la boca
del abismo

y en la eterna caída
hacia el fondo
sus ojos no dejan de mirarme
pero esta vez, no callan

se acercan y me dicen
que no caiga
que el sueño de caer no es mío
sino de otro.

Milena
este poema es para vos
para tus ojos
tan callados.

..................De El pianista del Black Cat y otros poemas


Jaulas II

Hicimos un cambio
por una semana fui a su casa
y él vino a la pensión
desayuné café con tostadas y dulces
almorcé y cené manjares
me vestí con trajes italianos
perfumes de Kenzo
tenía una American Express
fui a las librerías
compré libros y CD´s
a la noche iba a lugares caros
a tomar lo que me gusta
el chofer me esperaba y me subía
al Jaguar
llevé a mi familia al Topkapi
y a mamá
le llené la heladera
le puse mayordomo, ama de llaves, un chef, dos enfermeras rusas, una

................................................................................/ ucraniana
dos mucamas con postgrado en Harvard
un profesor de La Sorbona que hacía mandados
un ingeniero para cambiar lamparitas
luego algo pasó
decididamente perdí la cabeza
me compré tres bancos
dos consultoras internacionales
una terminal portuaria en Estocolmo
quinientas mil hectáreas en el sur
también compré las empresas donde había trabajado
y se las regalé a mis amigos
después compre el pueblo
le pagué mil dólares a cada habitante
y una beca para que estudien
música, poesía, pintura
cualquier cosa menos religión

ese fue el problema

el padre de mi amigo era obispo
entonces me embargó todo
y volví a la pensión.

Por las noches voy a la iglesia
por favor, que no se entere
una monja me pasa comida en el confesionario.


Casa 19

Desde el 73 que lo pienso
todas las noches, un instante
hacia allá viajan mis pensamientos
nocturnos
incendiarios
llenos de luz
naranja
llego a este día, pleno
de paz
correr hasta la esquina
podés entender que estoy apurado
tengo que llegar antes que el poema
verle la cara al tipo
que nos desalojó
y decirle que pena
espero que tenga un lugar
donde pasar la noche.


Los dos últimos poemas pertenecen al libro Casi un asesino y otros poemas

*************************************************************
Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.
Viktor Frankl


*************************************************************

2 comentarios:

  1. No lo conocía a "Andrés Bohoslavsky" (es vasto mi descnocer). Me encantaron sus poemas. El de los ojos de Milena es una joyita. Y el desvarìo del otro!!
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. Gracias querido Luis. Y sí... tienen giros inesperados algunos textos de este poeta.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner