miércoles, 8 de octubre de 2008

Liliana Chávez

-Córdoba, Argentina-

……….I

Esta angustia ayer
no estaba aquí
y es mucho más
que pasar el dedo por la piedra
y encontrar el musgo.
Exaspera
esa misteriosa ceremonia del corazón
que muerde
sus propios bordes
para no gritar.
Camino por el intenso vacío
de nada vale volver la cabeza
ya sé del oficio,
del obstinado desierto.

……….II

A la otra le hablo,
a la que nunca escucha,
a la que litiga contra sí misma.

Pero ella me mira
casi diría ofendida
desaprensiva otra vez
muerde la raíz
de la verdad
hasta callarla.

……….III

No puedo acallar a la niña
que toca su pequeña flauta
de huecos oxidados.
Allí en el camposanto,
donde viven sus muertos.

……….IV

Sólo tengo restos
la mitad de un reloj de arena
dos cuerdas
que asfixiaron el sonido
manos que enumeran
señales de espanto
y una estructura
que cae
a un abismo sin tiempo.

………………………………………….Poemas inéditos

************************************************
Duelo
En una cornisa comida por el tiempo,
aguardo tu adiós o el abismo.
Sospecho que es lo mismo.
Ya no respiro.
Gabriela Delgado


************************************************

4 comentarios:

  1. Me gustan estos poemas que tienen piel.
    Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos tus poemas, Lily!!
    Me gusta encontrarnos.............
    Un abrazo

    Alicia Borgogno

    ResponderEliminar
  3. No conocía estos poemas Liliana y
    la verdad que traspasan, vienen de muy adentro. Me impactaron.

    Claudio

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias queridos Alicia y Víctor.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner