miércoles, 8 de octubre de 2008

Homero Carvalho Oliva

-Santa Cruz de la Sierra, Bolivia-

XXV


Soñé palabras
Que abrían puertas
Desperté con un extraño manojo
Aún estoy buscando las cerraduras.

XV
………………………..Para Brisa Estefanía y Carmen Lucía

En su cuarto
Detrás de una puerta
Que sonríe cuando la abrimos
Mi hija me presentó a su Hada Madrina
La vi sonrojarse como roja cereza
Y la escuché reír sonora como las abejas
Volando por la habitación cual rana traviesa.

Por la misma puerta
………………………………….Inevitables
…………………………………………….....……Entraron los años
Y el Hada se fue despacito
Para no despertar a mi hija.


………………………………………Del poemario Las puertas

.............

2 comentarios:

  1. Estupendos poemas, llenos de ternura. Un placer leerlos.
    Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar
  2. Tenés razón querido Víctor, es un placer leer a Homero, con sus versos sencillos y conmovedores.
    Un abrazo
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner