miércoles, 8 de octubre de 2008

Editorial

con voz propia nº 23 - octubre 2008

……………revista literaria



……………,,……………Pies, ¿para qué os quiero si tengo alas para volar?
…………………………………………………………………………………Frida Kahlo



El indio no es el que mira usted...

El indio no es el que mira usted
en el catálogo de turismo,
cargando bultos
o llevándole comida a la mesa.
Tampoco el que ve desde la ventanilla
y pide monedas haciendo malabares,
ni el que habla una lengua muy otra
y resiste fríos nocturnos.
No, el indio está adentro,
y a veces se le sale, acéptelo,
aunque lo entierre en apellidos,
aunque lo socave bien
y niegue su manchita de infancia,
ahí está, acéptelo.
Y si aparece esa agua rancia,
voraz, el aguardiente que inflama,
ya verá que se le sale,
el indio empuja con su fuerza de siglos,
emerge ardoroso y se le sale,
con lo guardado,
con lo que dura doliendo.
No, no es otro,
el indio soy yo,
a ver, repita conmigo.

Alan Mills. Poeta, ensayista y traductor nacido en Guatemala, 1979
........................................................................Fuente: www.enfocarte.com




El Gran Circo ha pasado, el público ha quedado satisfecho, los actores no demasiados malos, quizás en familia se siga hablando de él otro día más, y aún cuando todo quede olvidado, en la plaza del pueblo todavía estará la aureola del aserrín y los agujeros de las estacas, la lluvia y el olvido pronto borrarán las huellas, sólo los que fuimos actores lo recordaremos…
Pierre Clostermann, El gran Circo




...............................Edición y dirección: Analía Pascaner

…............................San Fernando del Valle de Catamarca
...............................Catamarca – Argentina



11 comentarios:

  1. Es verdad Alan, el indio está en cada uno de nosotros, y de nosotros depende.
    Víctor Hugo Tissera

    ResponderEliminar
  2. Analía te agradezco "con voz propia" cada vez que llega con
    el amor y el fervor que le ponés.
    Gracias a vos, a ls poesía y a los
    poetas de cada entrega.

    Con todo mi cariño
    Concepción Bertone

    ResponderEliminar
  3. No me gusta el doble mensaje de este poema. Los indígenas, como se los llama ahora por decisión de la Real Academia Española, y no "indios" expresión que quedó para los nativos en la India, los indígenas, repito, estaban y están "afuera" a la vista, con su pobreza y su dignidad todavía en Bolivia, o tal vez también en partes de México. Quienes sacande adentro el supuesto "indio" por medio del alcohol, son otra cosa. Pero... está muy bien escrito y hasta puede confundir. Zulema

    ResponderEliminar
  4. Analía tu revista cada día mejor, un placer recorrerla todos los meses.
    Deberías poner un libro de visitas.
    Un abrazo gus.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por sus palabras, Víctor Hugo, Concepción, Zulema y Gustavo.
    Zulema: respeto tu apreciación.
    Gus: algunas ciber-situaciones me superan.
    Un abrazo a cada uno.
    Analía

    ResponderEliminar
  6. Hola Analía!!
    Una amiga argentina, soy chileno, me mencionó tu blog y aqui estoy leyendolo y disfrutando de letras y poesías.

    Mis humildes felicitaciones por lo que haces y das a conocer.

    Vicente Herrera Márquez
    www.vicherrera.cl

    ResponderEliminar
  7. Aprecio y agradezco tus palabras, Vicente, me gratifica saber que disfrutás de la revista con voz propia.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  8. yo vengo llegando... y creo qe me quedare

    felicidades por el trabajo

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias César, para mí es un gusto que te quedes.
    Un cariño
    Analía

    ResponderEliminar
  10. Así como se sale el indio, desatando el mestizaje, así mismo se sale el Español con sus infulas y zzzzz, repitalo, yo soy el español y el indio, espada y cruz, habito y desnudez, mar y tierra, repitalo hombre... a veces no duele que se maten.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por leer los textos, Ulises.
    Perdoname por favor, no termino de comprender tu comentario porque considero que siempre es dolor una muerte.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner