miércoles, 9 de abril de 2008

Silvia Long-Ohni

Del tiempo natural

Sólo con ver
cómo las olas caen
redondas como pámpanos
sobre la arena hambrienta.

Sólo con escuchar
el aleteo de las hojas
recorriendo el otoño
de la mano del viento.

Sólo con ese pulso
ajeno de minutos
la vida tiene tiempo.

Del capitán

¿Qué será del navío si el capitán desmaya?
¿Qué de sus raudas velas inertes ante el viento,
embargado de olas el casco y la sentina,
los obenques crispados
y el mástil todo, vigía de este amor,
desarbolado?

Si el capitán desmaya
no habrá timón ni quilla que resista
y la brújula entera quedará sin sentido,
la rosa de los vientos deshojada
y este amor navegando a la deriva.

De las palabras

¿Para qué las palabras
si está el beso
y el tiempo que transcurre
y el delicado fuego
………….de amapolas ardientes?

De lo inefable

No hay palabra en mi boca.

Hay, quizás,
silencio imperturbable,
eco sin voz,
grito de piedra muerta.

No hay mundo,
pan,
estrellas,
cuando digo.

Son que se oscurece en un lenguaje
hecho ceniza y viento.

Del abismo
(memoria de la infancia)


Ése que soy yo
disfrazado de Muerte,
el que se asoma al borde del abismo
y aterrado contempla su cara en el vacío,
ése que tiene un húmero y un fémur,
la mirada feroz y el labio inquieto,
pasión desencajada, torvo instinto,
ese sujeto ausente que se mira a sí mismo
como urgente Narciso que horada lo profundo
y le busca el sentido a aquella escena trágica
de crimen y de incesto,
ése quiere vivir
y va muriendo.

Poemas de Acerca, Ediciones de Entrecasa, Saladillo, 2004-2005
Expresa Fernando Sánchez Zinny* respecto a Acerca:
Bastará con decir “una gran poesía escultórica” para designar la que nos presenta Long-Ohni en Acerca, pues justamente se trata de eso: de la opción, muy precisa y manifiestamente deliberada, en favor de un tipo de poesía vinculado, ante todo, con la expansión de la sustancia, con el volumen conceptual, con lo cóncavo y convexo que entrañan las palabras cuando se aproximan a la plenitud de su dimensión, a la gravosa totalidad de sus acepciones. (…) En figurado escenario se descorre el telón y queda a la vista un monumento puesto bajo diafanidad plena; su tamaño y arquitectura lo hacen capaz de amparar la comprensión, la confianza, la perplejidad, la aceptación de la angustia: ésa es la poesía de Long-Ohni, según un inducido deslumbramiento que viene a revelarnos, con perceptible avaricia, cómo es el conjunto pero no la personalidad de quien acarreó la materia. (…)
*Fernando Sánchez Zinny: poeta y periodista del diario La Nación (Buenos Aires)

Silvia Long-Ohni – Buenos Aires

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
Importa favorecer el uso de la palabra, no para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo.
Gianni Rodari
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner