miércoles, 9 de abril de 2008

Rainer Maria Rilke

Día de otoño

Señor: es hora. Largo fue el verano.
Pon tu sombra en los relojes solares,
y suelta los vientos por las llanuras.

Haz que sazonen los últimos frutos;
concédeles dos días más del sur,
úrgeles a su madurez y mete
en el vino espeso el postrer dulzor.

No hará casa el que ahora no la tiene,
el que ahora está solo lo estará siempre,
velará, leerá, escribirá largas cartas,
y deambulará por las avenidas,
inquieto como el rodar de las hojas.

Rainer Maria Rilke
Praga, 1875 - Suiza, 1926


* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
¡Oh corazón mío, no te levantes para testimoniar en mi contra!
Libro de los Muertos
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

1 comentario:

  1. DANÇA COM LOBOS

    Estive em todas as épocas
    Mas não me tiraram para dançar
    Assim voltei para caçar
    Os predadores

    Estive em todos os tribunais
    E me crucificaram para pagar
    Assim voltei para julgar
    Os delatores

    Estive em todos os céus
    E me destruíram para anular
    Assim voltei para afundar
    Os navegadores

    Estive em todas as mortes
    E me condenaram a Voltar

    ASSIM VOLTEI PARA RECRIAR
    TODOS OS HORRORES!

    Silas Correa Leite
    Itararé, São Paulo, Brasil

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner