miércoles, 9 de abril de 2008

Editorial

.......con voz propia nº 18 - abril 2008

...............................Pies, ¿para qué os quiero si tengo alas para volar?
..................................................................................Frida Kahlo



¿Por qué algunas personas escriben? ¿Es para comunicar sus sensaciones frente al mundo? ¿Escriben por sucesos que les tocan de cerca (no geográficamente) o por cosas que vieron y desean compartir como se comparte una experiencia? ¿Saben ellos mismos por qué escriben o se ven impulsados a hacerlo por medio de la palabra que es, en sí misma, una aventura?
Es que el Hombre, pese a condiciones emocionales o físicas deplorables, necesitó desde sus orígenes dejar testimonio de su paso por la vida y una de las expresiones de las que se valió para hacerlo fue la poesía porque la poesía, más allá del papel que cumpla el poeta, es un sostén de vida. Hoy sorprende (me sorprende) que haya gente que se pregunte ¿para qué sirve la poesía? Mi amigo Estrella contestaría: ¿para qué sirve un perro chico? Porque parecería que lo que no tiene un costado utilitario no tendría que tener cabida, espacio, no tiene derecho a existir y menos a perpetuarse en publicaciones, debates o conferencias.
Hablo pisando mi tierra: Argentina. Un país tan contradictorio como para poseer cuatro climas y millones de hambrientos capaces de votar por el hambreador; un país que rinde excesivo culto a los muertos pero practica el canibalismo en todas sus actividades y también, como no podía ser de otra manera, en la literatura defenestrando a quienes sugieren propuestas nuevas o devorando a quienes tienen determinado reconocimiento.
En nuestro país casi todo se discute descalificando y tal vez sea esa práctica una de las causas por las cuales el periodismo ha ocupado el rol de fiscal que sin ir muy lejos (Zola, Maiakovski, Ernesto Cardenal, Tomás Borges o nuestro Rodolfo Walsh) ocupó la literatura.
Quizá el caótico panorama nacional mantiene el viejo criterio que desvaloriza a la poesía que simplemente ES. No se puede hablar de poesía argentina, de poesía americana o poesía del NOA. La poesía es patrimonio universal y ningún encasillamiento le viene bien, no es más argentina por hablar de gauchos o malevos ni menos argentina por hablar del Ponte Vecchio o del Bronx. Los tangos de Cadícamo con su champagne y sus francesitas no es tango francés ni menos tango y la poesía, repito, simplemente es, como el agua y el aire aunque no se allane a fáciles definiciones.

Julio Carabelli




...................La parábola de la falsa coral
...................Su mordedura no te mata
...................la palabra vacía tampoco.
...................Un buen escritor es una coral verdadera.
...................Andrés Bohoslavsky, El pianista del Black Cat y otros poemas



............................Edición y dirección: Analía Pascaner
............................San Fernando del Valle de Catamarca
............................Catamarca – Argentina




Uno de los jefes enemigos, que sale a recibir al prisionero, ve llegar a un hombre que trae el pantalón de brin, ponchito pura hilacha sobre la camisa y gorra de munición digna del poncho; de montura, un lomillo sin faldas ni caronas, todo sobre un caballejo tan achaparrado como la suerte del jinete.
El coronel Echagüe, hombre de modos urbanos, se deja conmover y arriesga alguna palabra comedida.

-En verdad –contesta el general (Paz)-, esto me lastima menos que a usted. Después de todo, soy el mismo hombre, ¿no es verdad, coronel?, aunque no lleve plumas y galones encima.
Luis Franco, El general Paz y los dos caudillajes


8 comentarios:

  1. Gracias por la revista, Analía.
    Muchos cariños!

    ResponderEliminar
  2. Analía:

    Muchas gracias por acordarte de enviarme tu rica revista.
    un beso

    Stella Maris Taboro

    ResponderEliminar
  3. Analìa querida:
    Gracias por compartir siempre conmigo tan excelente revista...
    Que llena mi alma de belleza.
    te espero por mi blog de visita...Y quiero que dejes tu comentario tan importante para mì...
    Besos y abrazos

    http://verydiro.blogspot.com


    Very

    ResponderEliminar
  4. ¿Escribimos para ser leídos? Es posible. Te iunvito entonces a mi BLOg. ¿Cómo puede publicarse algo en el tuyo?

    Un abrazo desde Medellín

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Analía, por tu visita a mi blog y tus cálidas palabras.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  6. Hola Querida Amiga!
    Gracias por tus palabras...
    Besooooooooooooooooootes
    Very

    ResponderEliminar
  7. Muy buena la revista. ¿También la edita en papel? Si es así me gustaría saber dónde puedo conseguirla en Santiago del Estero.

    Ah, el escrito de Luis Franco me hizo acordar que tenía las memorias del general Paz en algún lugar de la biblioteca. Con esas memorias pasé una gripe de lo más divertido cuando tenía 15 ó 16 años. Las voy a buscar, dicen que el invierno va a venir duro, quién sabe, ¿no?

    ResponderEliminar
  8. un gusto leer la revista analia, admiro tu coherencia y tu criterio literario...

    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner