viernes, 7 de marzo de 2008

David Lagmanovich

Caminatas

Tal como se lo había recomendado el médico, salía a caminar todas las mañanas e iba aumentando la distancia recorrida. Primero cuatro cuadras, luego seis, ocho, un kilómetro, uno y medio, dos, tres. Había pasado de los seis kilómetros diarios cuando un día salió para su caminata, feliz con su flamante traje deportivo y las nuevas zapatillas aeróbicas, y no regresó. Entre sus pertenencias encontraron un mapa caminero de América del Sur.

La flor

La niña se inclinó sobre la flor, apenas visible sobre el rojo profundo de la tierra. La acarició con infinita ternura y la besó con levedad de brisa. Después volvió a montar en el camello y siguió su camino. Ahora sabía que el oasis estaba cerca.

Ágrafo

En mi ciudad nadie ignora que no sé escribir. Ahora me han premiado como el mejor escritor inédito de la comarca. Pero si acepto el premio debo enviar una carta de agradecimiento, y no encuentro a nadie dispuesto a escribirla por mí.

Estrella fugaz

El adolescente -17 años- estaba reclinado sobre la baranda de la terraza. Era una magnífica noche estrellada. Bob (así se llamaba) vio de pronto que una estrella fugaz cruzaba el azul oscurísimo del firmamento. Antes de que la aparición cayera en el horizonte formuló su deseo: «Amor», dijo en voz muy baja. Ignoraba que cuando el amor llegara a su puerta pasaría también como una estrella fugaz.

En el muro

En lo alto del muro sintió, por primera vez en mucho tiempo, el fresco aire de la libertad. Paradójicamente, la noche se le aparecía como una imagen luminosa. Se detuvo un instante a llenar sus pulmones con ese aire que le auguraba una nueva vida. Desde su caseta, el guardia lo abatió con un solo disparo.

Microrrelatos del libro Menos de 100, Editorial Martín, Colección La Pecera, Mar del Plata (Buenos Aires) agosto 2007

David Lagmanovich - Tucumán

*******************************************************
Es cosa fácil ser bueno; lo difícil es ser justo.
Victor Hugo (en Los miserables)

*******************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner