domingo, 9 de septiembre de 2007

Alfredo Lemon

Adiós a las aulas

Perdónenme alumnos,
es poco lo que tengo
y por eso no ofrezco demasiado.

Ciego como un trompo
giro en la mitad de mi vida
y aún no aprendí lo suficiente.

La técnica se estudia, el talento no.

Me invaden emociones que después desaparecen:
divorcios, desafíos, quiebras, frustraciones.

En mi memoria cabe aquello que me falta,
sé que hay estrofas que soy incapaz de escribir.

Perdónenme alumnos,
es poco lo que tengo
y por eso no ofrezco demasiado.

El arte sólo nos enseña a perder.

Todo poema esconde una mentira.
El escritor apenas puede pedir una disculpa.


La superficie de las cosas

No todos los días el mundo se ordena en un poema.

Cuando joven, el poeta es un príncipe
jugando con sus palabras como si fuesen dados;

cuando viejo, es el errante vagabundo,
embriagado de locura y solo.

Al fin, la verdad no importa.

La búsqueda cuenta más que el hallazgo
y las cerezas de la tierra van perdiendo sabor.

En la página en blanco se oculta la belleza.


* * *

……………………………………………a INGMAR BERGMAN

Envuelta en una niebla de plata,
el alma es una isla, lejos.

Detrás de un armario de caoba,
un niño busca a Dios con su linterna.

La muerte sangra al tiempo
como una mujer.

Alfredo Lemon - Córdoba

*****************************************

Mueren tantos porque no saben leer. La instrucción prolonga la vida. Nada cuesta más caro que ser ignorantes.

Manuel Belgrano

*****************************************

1 comentario:

  1. Maravilloso y metafórico Alfredo, un gustazo leerte.
    Un abrazo Gus.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner