miércoles, 6 de junio de 2007

Antonio Miranda

Yo, Konstantinos Kavafis de Alejandría – III *

Una canción sencilla viene de lejos
y es bella: las voces son jóvenes, fuertes.
Corro hasta la ventana y allá pasan:
figuras apolíneas, vigorosas,
venidas de otras eras,
permanecen conmigo para siempre
gráciles, tristes en la memoria
y sin embargo vibrantes,
impetuosas -cuerpos diluyéndose
en la penumbra y ocupando
mis entrañas, trastornándome.

¡Tan bellos y fugaces, mas capaces
de inflamar mi espíritu!

Soy un griego apasionado por la forma,
dispuesto a absorberla y poseerla.


Yo, Konstantinos Kavafis de Alejandría – X *

“Moriste a los diecisiete años, de placer”
Soy tan libre contigo, mi íntimo amigo,
libre de convenciones mezquinas, moralistas:
contemplo tu rostro pálido, imberbe,
entre flores blancas; lívido me quedo
y te rescato, sin ningún recato,
para mi deleite y encanto venidero.

Conmovido, sin alardes de llanto,
con entusiasmo contenido, en suspenso,
pues el entusiasmo en exceso encandila
y, si falta, aniquila, es marasmo.

En la despedida te beso, sin ser visto.

No te conocía, pero tu cuerpo
me pertenece ahora, incluso ido, eterno.

* Traducción: Jorge Ariel Madrazo

**************************

Si me preguntan qué es mi poesía debo decirles: no sé; pero si le preguntan a mi poesía, ella les dirá quién soy yo.
Pablo Neruda

**************************

2 comentarios:

  1. Te "robé" los poemas de Kavafis con tan excelente traducción. Para eso están ¿no? Muy lindo el blog. Volveré.

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí, Lidia, los textos son para disfrutarlos y difundirlos.
    Muchas gracias por tus conceptos acerca del blog.
    Te mando un cariño.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner