lunes, 9 de abril de 2007

René Villar

Hipotalamus

en hebras
los brazos
es decir
brazos en
el peso cenizas en
la palma
........humo
..................y luna en
medio de la mano
un veraz
hembraje recorre
.......................la flaca
un brazo y así no
hay aleteo
de otoño
con los codos
que orinan
encías encima
los ojos
lloran simultáneos.

II

y así
alzan
escarnios
extraño
........mojón
-se constata-
inmerso y nada
extraño a cada
blancura donde
habita
la pendiente
.....................allí
fríos los de aquel
cuerpo último desdén donde
truena
la larva sin
tomar
el té.

III

así es donde
se muere entre
otros con los dientes
lacios.

IV

así se iba donde
volver recóndito
a pie de mudas
cuevas entre
moliendas azules
los vientos en
abandono
............silencio
se dice
que bala afuera
de los vivos.

V

se yergue
la muy tiesa
lo mucho para
alisar
..............tu luna
pedestal de obsceno
magnífico cubre
carnes como
de haber que agrieta
bosques que perla
los silbos a otra
ciénaga donde
todo respira menos
el tiempo.

VI

y así es cuando
anuda otras veces
................la muerte
alcohólica
de hinojos es
ya plumínea aun después para
caer a tan firme
orgasmo de océano
demolido la muy flaca
exhausta quien
sopla por tus senos
lo que amas
que instala larva atorada
que por carecer
cava y cava para
el gran trueno.

VII

y escribir sin
ojos
el nado
por el gran fuego
caído

todos vamos a caer.


**************************************

Nuestra gran debilidad es siempre la renuncia. El único camino cierto para llegar al éxito es volver a intentarlo una vez más.
Edison


**************************************

5 comentarios:

  1. Excelente e inconfundible la poesía del marplatense rené Villar, lamentablemente apareció un homónimo.

    ResponderEliminar
  2. René Villar una voz inconfundible

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario, el cual no termino de comprender. Lamento que no hayas puesto tu nombre.
    Un saludo
    Analía

    ResponderEliminar
  4. René Villar, murió el 8 de marzo a las 1.45hs. Un homónimo es otra persona con "el mismo nombre", apareció un chileno muy joven que se hace llamar René Villar.
    Este, el nuestro es inconfundible y algo más importante: no se puede plagiar porque realmente es una voz única. Gracias. Eleonora marín

    ResponderEliminar
  5. Eleonora: agradezco que hayas pasado por la página de la revista con voz propia.
    Los poemas aquí plasmados son de René Villar "el marplatense", con quien mantuvimos bastantes contactos virtuales pues quería concretar una marathónica de poesía en esta provincia.
    Estos poemas fueron publicados en abril del año 2007 (René partió en el 2008).
    Y sí... sé que es un homónimo, y tengo la certeza que hay en el mundo personas que llevan el mismo nombre. Y considero que cada persona es un ser único e irrepetible, cada persona tiene "algo" que lo hace ser especial, aunque 10 más lleven su mismo nombre.
    Gracias por tu comentario Eleonora. Te mando un cariño y mis deseos de un buen año.
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner