lunes, 9 de abril de 2007

María Pugliese

el nido deshecho por el pico de pájaro
el puñal en el vientre de lo amado inasible
los días anudados al letargo
las ondas transeúntes
los camalotes silentes
lo dijeron

las sirenas de barcos
el silbido de trenes
los golpes de azada sobre la tierra húmeda
lo repitieron

lo aseveró
el mástil ante el soplo del viento

todo profiere desparpajos
del hecho consumado
y ni una sola palabra
denuncia la intención

***

una taza y su boca
un sorbo y otro
............................la borra de lo hondo

los labios y la porcelana

de un lado
la cuchara

del otro
el plácido sendero de tus ojos
y las esmeraldas

***

entre una línea de sol al mediodía
y las penumbras
permanece el cerco inalterable
del desencanto
tan profundo y elevado
alto
que no quiero decir
cuánto me callo

***

cielo horizonte cielo
descubiertos
azules grises rojos tornasoles
imantan una figura triste
hacia el afuera
la observan
en custodia
....................por el tedioso marco de metal
....................por la ventana

***

señales imperfectas atraviesan
un crisol de sonidos recurrentes
se combinan y alternan recepción-emisión
con dádivas del pretérito en presentes
con cláusulas de impertinencia

un idioma sin resonancias

vigas clavadas en la arena
interrogan
persuaden
significan
lo que avanza y arrasa
sin piedad


**************************************

Hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos.

Martin Luther King

**************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner