domingo, 4 de marzo de 2007

Mónica Muñoz

La clave

por Coltrane

Sopla John…sigue soplando
palabras que desean partir
y son como albatros
capaces de durar más que el viento.

Sopla siendo sutil aire
cálido ritmo múltiple
emergiendo en su tiempo
propia clave.

Delgado gesto
que borda amable
la ropa del sonido
en cada soplido.

Sopla John…sigue soplando
obtiene en el destello
la caricia de tu alma
en su mágica alegría.


Un cuerpo de película

Como el de Woody
en su butaca de imberbe
refugiado de los ladrillos grises
en lo profundo de una pantalla.

Aferrada al silencio
del collar de colores en su falda
cuando el sonido furioso de las espadas
me llamaba a huir.

En ese cállate la boca
del no molestes
que abreviaba el deseo
en la oscuridad del cine.

Hecho de cortes y recortes
ensambles y retrocesos
en el pegado actual
de este film propio.

Siendo esta película
que late en los cuadraditos
en los bordes pegados
cicatriz lavada.


Gaviotas

Las veo,
a ellas, dignas,
altas,
en ese gesto que oblicua el viento,
en una decisión de vuelo
nacida en la intemperie.
Soy mirada en su despliegue firme
idea en el apenas quiebre de sus alas
y es el horizonte
quien me dibuja
en su contraluz y su canto.
Ah!…dejarse ir en su blanco y negro,
en su ojo impávido
casi ausente –diría-
y afrontar lo improvisado de su vuelo
desde este aletear del alma
que mira y mira
mientras ellas,
giran
hasta desaparecere
n un ir que afirma su presencia
por el rastro que dejaron en mi cielo.


Anuncios

Hoy, amor
amanecí contigo
en un aire diferente...
descalzo
y del aroma del café
de los huequitos
de las pequeñas tostadas
nacían chispitas
alegres, graciosas
palabritas casi
besitos tenues
anuncios...
de los días
más maravillosos de este
mundo.


*********************************************

Vivir es un combate constante. De un lado está, sonriente y luminosa, la alegría. En aquel lado, tenebrosa e impaciente, la tristeza. Los golpes no paran. Ahora la alegría conecta un buen gancho en la mandíbula de la tristeza, y luego la tristeza le devuelve el golpe. Y así continuamente, días y noches. Nuestra mejor técnica es conseguir que la alegría no se deje acorralar por la tristeza; levantarnos, si hemos caído; no dejar que nos cuenten hasta diez, y jamás tirar la toalla.
Emisora radial FM Milenium, Buenos Aires.

*********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por pasar por aquí.
Deseo hayas disfrutado de los textos seleccionados en esta revista literaria digital.
Saludos cordiales
Analía Pascaner